Buscar Hoteles

Ubicación: Belgrano y Defensa, Monserrat.

La Basilica de Nuestra Señora del Rosario y Convento de Santo Domingo de la Ciudad de Buenos Aires es un templo católico ubicado en el barrio de Monserrat que data de mediados del siglo XVIII.

En 1751 se comenzó a levantar el actual edificio diseñado por el arquitecto Antonio Masella, aunque la orden de los dominicos había llegado a la ciudad en el siglo XVII. La iglesia fue declarada Basílica en 1909.

En la segunda invasión inglesa, la iglesia y el convento fueron escenario de combates siendo tomada por soldados ingleses.

Bajo la presidencia de Rivadavia, los dominicos fueron desterrados, instalándose en el antiguo convento un museo de historia natural y un observatorio astronómico.

En 1835 Rosas dio un decreto por el cual hizo retornar al país e instalar en su convento a los domínicos.

A excepción de su torre derecha, reconstruida en 1856, y algunos detalles de la fachada, el templo mantiene su aspecto original.

La entrada de la iglesia está compuesta por tres arcos enrejados que llevan al nártex. A sus lados, dos puertas más, una bajo cada torre que llevan a las naves laterales.

Su interior posee tres naves, la central tiene bóveda de cañón corrido y está revestida en mármol esculpido, y una cúpula sobre el crucero. En el atrio se halla el mausoleo que guarda los restos del prócer Manuel Belgrano desde 1903 en cual se destacan las rejas de estilo colonial español. También se exhiben dos emblemas que Belgrano tomó del Ejército realista español y que luego ofrendó a la Virgen María.

Tras el altar de la nave lateral este se exhiben las banderas tomadas de las tropas británicas en 1807. Las balas que estaban incrustadas en la torre fueron reemplazadas por tacos de madera.

Sus columnas están decoradas con relieves y los confesionarios fueron realizados en mármol, con puertas de madera tallada. Además pueden observarse numerosas capillas con imágenes de santos y varias placas en recuerdo de próceres que participaron de la Defensa y Reconquista  y que se encuentran enterrados allí.

En 1849 se termina la torre oeste. El sótano detrás del presbiterio data de 1873 y la Sacristía y las capillas de San Vicente y del Rosario, de1885.

En el año 1894 los arquitectos Auguste Plou y Oliver reformaron el templo, modificando el coronamiento original, dotándolo de un frontis quebrado.

En 1942 el templo fue declarado Monumento Histórico Nacional.