Buscar Hoteles

Ubicación: Brasil 315. San Telmo.

A mediados del siglo XIX la corriente migratoria trajo a este país a los primeros ortodoxos: griegos y eslavos. Pocos años después de los griegos y de los eslavos comenzó la afluencia de sirio libaneses. Todos ellos constituían una reducida comunidad ortodoxa sin representación alguna. A pedido de esta comunidad el emperador Alejandro III firmó un decreto ordenando la fundación en Buenos Aires de la Iglesia Ortodoxa adscripta a la Legación Imperial de Rusia en América del Sur.

La iglesia fue diseñada por el arquitecto del Santo Sínodo de Rusia Mihail Preobrazensky en San Petersburgo y las obras dirigidas en Argentina por el artista Christophersen, inaugurándose en 1904. El estilo es bizantino, moscovita del siglo XVII y en su fachada se destacan cinco cúpulas acebolladas de color turquesa coronadas por cinco cruces que miran al Oriente, con estrellas que simbolizan la esfera celeste.

Sobre el lateral izquierdo se encuentra un mural llamado “Bautismo de Rusia” y sobre el lateral derecho, otro de la Virgen con el niño y el Santo Padre Juan. En el frente, un bajo relieve en bronce recrea la fachada de la iglesia.