Buscar Hoteles

Ubicación: Libertad 621 y Toscanini 1168.

El teatro Colón es famoso a nivel mundial por considerarse como una de las mejores acústicas del mundo, compitiendo con La Scala de Milán, La Ópera de París y el Bolshoi de Moscú, entre otros.

El edificio ocupa 8.202 m2 y su sala, de una mezcla de estilo neorrenacentista italiano y barroco francés, tiene capacidad para 2.478 espectadores sentados (4.000 de pie), contando con 7 niveles. Toda la decoración del teatro se caracteriza por el uso del dorado y el escarlata.

Cuenta con cuerpo de baile, elenco estable, orquesta y talleres propios y es sede de escuelas de danza, canto y actuación escénica, y de un museo.

A fines del año 2006, el Teatro Colón fue sometido a un profundo proceso de restauración conservativa y modernización tecnológica que le devolvió el brillo original de sus años de esplendor, sin alterar su acústica. Fue reabierto el lunes 24 de mayo del 2010, como parte de los festejos del Bicentenario de la Argentina.

Historia del Primer Teatro Colón

El 27 de abril de 1857, se inauguró el primer Teatro Colón, con una puesta de La Traviata. Estaba ubicado frente a la Plaza de Mayo. Los planos fueron confeccionados por el Ing. Carlos E. Pellegrini –padre del futuro Presidente de la República–.

En sus tres décadas de existencia, el antiguo Teatro Colón, que debió cerrar sus puertas en 1888 para transformarse en la sede del Banco de la Nación Argentina, presentó a los más famosos cantantes de la época – Enrico Tamberlick, Giuseppe Cima, Sofía Vera-Lorini, Giuseppina Medori, Federico Nicolao, Julián Gayarre, Adelina Patti y Francesco Tamagno– y desarrolló un repertorio que aún hoy sigue llamando la atención por su amplitud y eclecticismo y que incluía estrenos de óperas alemanas, que eran cantadas en italiano, tal como ocurría en algunos países europeos.

Características del edificio

La construcción de edificio actual se inició en 1889, las obras duraron 20 años, solventadas por la venta anticipada de palcos. La inauguración oficial fue el 25 de mayo de 1908 con la obra Aída de Giuseppe Verdi.

El edificio está ubicado en el predio delimitado por las calles Libertad, Arturo Toscanini, Cerrito y Tucumán, entre la Plaza Lavalle y la Avda. 9 de Julio. El terreno sobre el cual está construido abarca 8.202 metros cuadrados, de los cuales 5.006 corresponden al edificio y 3.196 a dependencias bajo nivel de la calle Arturo Toscanini. La superficie total cubierta del edificio es de 37.884 metros cuadrados.

Las fachadas están divididas en tres órdenes arquitectónicos. Por encima de las terrazas se destaca un elegante techo a dos aguas. Es un conjunto armónico que puede apreciarse a distancia, desde la Avda. 9 de Julio.

En la construcción hay elementos del Renacimiento italiano. Basamentos semejantes al orden ático-griego que constan de planta baja y primer piso; intercolumnios monumentales –con capiteles jónicos y corintios– y sus multiformes variantes unifican los pisos segundo y tercero; los vanos y aberturas están tratados con arcos, arquitrabes y molduras. No se puede hablar de un estilo definido, sino de un estilo ecléctico que fue propio de la construcción de principios del siglo XX.

La entrada principal
El gran hall de entrada, presenta mármol de Verona, vitrales en la cúpula y una escalinata que conduce al foyer de plateas; el Salón de los Bustos y el llamado Salón Dorado. Desde los laterales de la escalera principal se accede al Pasaje de Carruajes, pequeña calle interior que comunica Toscanini con Tucumán.

La Sala
Está construida con curva “a la italiana”, en forma de herradura algo alargada, tiene 75 metros de largo total, con 38 metros desde el fondo de la platea hasta el telón. La sala reúne las características ideales de la resonancia italiana y la claridad francesa, un elemento imponderable y único que ha convertido al Teatro Colón en el favorito de muchos artistas.
Un gran “plafonnier” de bronce en semiesfera ilumina la sala con 700 lámparas. Un centenar de apliques de bronce con tulipas de diseños variados y numerosas cajas con luz indirecta, sumados al rojizo y fresa de la tapicería y al oro pálido y marfil antiguo de los elementos de decoración, otorgan a la sala un tinte cálido y acogedor.

Salón Dorado
El lujoso salón dorado de inspiración francesa, reminiscente del Grand Foyer de la Ópera de París, es centro permanente de conciertos de música de cámara, conferencias y exposiciones paralelas a la actividad de la sala, con entrada libre y gratuita.